Translate/Traducir

jueves, 26 de diciembre de 2013

El año nuevo puede comenzar en cualquier día del calendario.

Nacés, salís del vientre de tu madre y lo primero que pasa es que un absoluto desconocido, sin el más mínimo interés por lo que está sucediendo, corta el cordón que te une naturalmente al ser que te creó. Luego te pone en una balanza, metálica, helada, para pesarte, te refriegan con una toalla áspera, te estiran cruelmente para medirte (¿a quién carajo le importa cuánto medís y cuanto pesas?).  Tenés dos minutos de contacto con ese ser que te creó y te llevan a una sala y te mezclan con otros 20 a los que les acaba de suceder lo mismo, y tu padre, el ser que más te ama en éste mundo, tiene que mirarte desde atrás de un vidrio. MAL! MAL!
Así nacemos, así nos da la bienvenida éste mundo. Te privan del momento único e irrepetible que es nacer de una forma correcta. Deberías nacer en la casa de tu madre, en su habitación, en una cama, un hogar cálido. Lo primero que deberías sentir al nacer es el contacto con la piel desnuda de tu madre, desnudo, ensangrentado, arrugado, feo, pero perfectamente hermoso para los ojos del único ser que es capaz de transmitirte un amor que no tendrá igual jamás en tu vida.. Pero ese ser, tiene miedo. Fue condicionado durante toda su vida para que, en ese momento único también para ella, tenga miedo. Tiene miedo de que algo totalmente natural salga mal. Y ese miedo, tal vez inconsciente, que ella te transmitió, te va a acompañar durante toda tu vida, o hasta el momento en que te despiertes y digas "¡¡¡ESTO ESTÁ MAL!!!".

lunes, 16 de diciembre de 2013

Veo Veo: Un libro (¿Uno solo? No puedo!)

Es imposible. Bah, tal vez no, pero para mi sí. ¿Cómo uno? ¿Uno solo entre tantos y tantos y tantos? No es que haya leído mil, pero una treintena sí. ¿Cómo hago para elegir uno, UNO, solo uno y contarles sobre ese, solo ese?
Busco, busco, le doy vueltas al asunto, a ver si puedo, si me sale, si me decido por uno, pero no. No hay caso. Claro que hay alguno que se lleva más puntos que otro, que otros, pero tengo la particularidad de haber siempre elegido mis lecturas con anticipación. Por eso considero que tiene mucho que ver en qué momento de tu vida estás a la hora de decidir qué libro leer. Fueron muy pocos los libros que me regalaron sin que ya los tuviera en la lista, o hubiera ya pensado en ellos para leerlos en algún momento. Y encima, esos libros que cayeron de sorpresa, eran buenos libros y resultaron en lecturas grandiosas, imperdibles.
Me quejo abiertamente sobre el tema ganador de éste último Veo Veo del año!!!!. Había otros que me copaban muchísimo, pero este me ganó, no puedo cumplir con la consiga de escribir sobre UN libro.
Pero, claro, no por eso iba a dejar de escribir. Y, aunque siguiendo dentro del tema "libros", rompo las reglas! (Sí señor! Sí carajo!), decido escribir sobre varios libros.

¿Por qué varios? Por que, como decía antes, siempre elegí qué leer. Entonces eso tiene mucho que ver con el momento de mi vida en el que me encontraba a la hora de leer tal o cual libro. ¿Entonces qué? ¿Hago algo así como una línea de tiempo de los libros que leí en orden cronológico contando cómo era ese momento de mi vida en que leía cada libro? (Aseguro que podría hacerlo) Pfff... No! Un bodrio. Malísimo. Extensísimo!